Artículo

Reflexiones sobre la subida de tipos en los Estados Unidos

Los mercados siguen obsesionados con los cambios relativamente menores en las expectativas de los tipos de interés oficiales de EE.UU. El Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) expresó que un mínimo de tres subidas de los tipos de interés al año parece razonable, una cifra ligeramente mayor a las anteriores previsiones de dos subidas. A nadie debería sorprenderle. Dados los puntos de partida de los tipos de interés, la relativa insensibilidad del gasto del tipo de los fondos de la Fed y los planes de políticas procíclicas del nuevo Gobierno estadounidense, los tipos podrían subir significativamente más de lo que prevé actualmente el FOMC.

Los mercados ya habían anticipado la subida y se habían ajustado en consecuencia, y por tanto la reacción inmediata del mercado ha sido razonable, aunque relativamente insignificante en el contexto de la volatilidad post Trump. El dólar ha repuntado, la curva de tipos se ha aplanado y las acciones de los grandes bancos monetarios estadounidenses, los principales beneficiarios de una subida de los tipos de la Fed, están despuntando por su rentabilidad en un mercado de valores débil.

fomc-es1

Los mercados de tipos de interés siguen mostrándose autocomplacientes acerca del alcance de las subidas de los tipos de interés estadounidenses en los próximos dos años. El gráfico de abajo muestra el tipo efectivo de los fondos federales que presupone el mercado de futuros. Esto indicaría que, para diciembre del año que viene, el mercado espera que los tipos se sitúen en el 1,3% y que la variación prevista para los tipos en 2017 no difiere en gran medida de la expectativa de mediados de este año.

fomc-es2

La Fed debería dar la bienvenida a los planes de políticas procíclicas del nuevo Gobierno. Una dosis de los instintos animales de Trump podría ser justo lo necesario para elevar el crecimiento estable de la economía estadounidense, lo que permitiría a la Fed mantener los tipos muy alejados del nivel de cero y cerca del 3% o el 4%.

Vale la pena recordar que, igual que los tipos cada vez más bajos resultó contraproducente en un momento determinado, una subida de los tipos de interés podría ser menos problemática (o incluso positiva, como diría un «Neofisherista»). Los bancos podrían relajar las condiciones del crédito ante los mayores márgenes y, si el optimismo empresarial se traduce en un mercado laboral más restringido e incrementos salariales, la demanda final podría ser tan inmune a los tipos de interés más altos como lo fue a los bajos tipos oficiales globales de los últimos años.

Esto podría impulsar aún más la dinámica económica diferencial de Estados Unidos frente a Europa que se ha vuelto a poner de manifiesto con la medida de la Fed. Mientras que los bonos a dos años de EE. UU. se encuentran en su nivel más alto en siete años, los bonos alemanes a dos años marcan mínimos históricos.

fomc-es3


El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.