Ruido de Mercado

El ruido es un sonido no deseado. En el caso de los inversores, son esos datos, historias, o incluso movimientos de precios, que pueden parecer información, pero que en realidad no nos dicen nada sobre la rentabilidad de un activo en el futuro. Operar basándose en ruidos puede ser peligroso para la cuenta corriente. En la sección «Ruido de Mercado» queremos identificar ejemplos de ruido que pueden imponerse en una época en la que los datos crecen de forma exponencial y en la que existe una auténtica obsesión con el corto plazo. ¿Por qué? Para intentar no ser víctimas del ruido a la hora de tomar decisiones. Porque a los seres humanos nos encantan las historias y el ruido puede ser muy atractivo. Necesitamos estar siempre en guardia y buscar ejemplos de ruido es una de las formas de conseguirlo.